PODA: CONSEJOS Y RECOMENDACIONES

Poda
Llega la época de la poda. Árboles, viñedos y arbustos necesitan siempre alguna atención para que mejore sus expectativas de producción en la siguiente campaña. Os ofrecemos una serie de recomendaciones que pueden seros útiles a modo de información o recordatorio para realizar una buena labor.
  1. Una poda correcta mejora la floración y el desarrollo del árbol, favorece la adecuada distribución de las ramas y ayuda a que la luz del sol llegue mejor al interior de la planta. Además las podas anuales de ramas ayuda a que las raíces se desarrollen mucho menos y por tanto generen menos problemas. Pero si está mal realizada puede incluso llegar a causar la muerte de una planta.
  2. Aunque la poda es buena no se debe hacer en un árbol porque es grande o viejo, o simplemente por la costumbre de podarlos por sistema. Hay que podar por seguridad, salud del árbol y estética.
  3. Hay que tener muy claro que tipo de poda debemos hacer. La de Formación (con el fin de conducir el árbol joven para un crecimiento equilibrado), el de Aclareo (para eliminar ramillas de zonas altas), Artística(en arbustos y jardines para dar forma) y por Seguridad (para evitar posibles situaciones de peligro).
  4. Los cortes de poda han de ser siempre precisos. El corte ha de ser desde el cuello de la rama en perpendicular hacia el exterior del árbol. Evitar siempre que con los cortes no se dañe el tejido del tronco.
  5. Las sierras de arco y los serrotes están indicados para el corte de ramas con grosor superior a los 10 o 12 cm. En ramas grandes es siempre mejor hacerlo con herramientas mecánicas que aseguran mejor los cortes.
  6. Nunca ha de podarse más de una cuarta parte de la masa arbórea. Hacerlo es poner en peligro el futuro del árbol y perjudicar su vitalidad interna.
  7. Jamás pode en invierno una especie de floración primaveral, ya que afectará a la producción de nuevos brotes y flores. La poda ha de hacerse siempre después de la floración.
  8. En podas manuales vigilar siempre que la herramienta esté perfectamente afilada para que el corte sea limpio y no cause desgarramientos.
  9. Es mejor, más fácil y cómodo, y a la vez menos dañino para el árbol, la poda de grandes porciones de ramas que de cortar en pequeñas porciones. Cuantos menos cortes se haga al árbol, mucho menor será el sufrimiento del mismo y se evitará que por las zonas cortadas entren bacterias, insectos o hongos que puedan perjudicar.
  10. Conviene siempre perfilar los cortes de las ramas gordas con navaja. Así el labio cicatrizante cerrará mejor.
  11. Podar siempre la ramas dañadas y cortar la flores o brotes que se ven dañados. Se ayuda a que haya mejor floración y aparezcan nuevos brotes sanos.

En próximos blogs hablaremos de herramientas y trucos de poda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *