CONSEJOS A LA HORA DE COMPRAR UNA DESBROZADORA

Muchas dudas pueden asaltarte cuando estás a punto de comprar una desbrozadora. ¿Cual es la que me conviene?, ¿Qué potencia ha de tener?, ¿Estaré adquiriendo lo que verdaderamente quiero?, ¿Qué mantenimiento necesita?. Estas líneas son para aclararos algunos aspectos.
 
Desbrozadora
Lo primero que hay que tener en cuenta cuando se quiere comprar una desbrozadora es el uso que se le va a dar. El mercado y en cualquier establecimiento especializado puede apreciarse es que hay numerosas desbrozadoras para todo tipo de terrenos, economías necesidades y usos. Pero las que cada uno de nosotros necesitamos es muy específica. No es lo mismo una desbrozadora para usos profesionales, que quien la utiliza de forma esporádica para limpiar pequeñas parcelas. Ni tampoco el que la necesita para desbrozar 20 ó 30 metros cuadrados un fin de semana, que el que la usa de forma casi diaria en zonas desiguales durante una buena temporada.
Ha de quedar muy claro que este tipo de máquinas sirven para desbrozar zonas de hierbas, pequeños arbustos, matorrales y maleza. Que para otros usos menos exigentes existen las rebordeadoras o recortadoras de césped. Si se trata de limpiar de rastrojos grandes zonas existen aparatos profesionales como motodesbrozadoras.
La cilindrada que necesitamos va en función del terreno y del tipo de hierbas que vamos a desbrozar. Si la utilizamos en superficies relativamente pequeñas, lisas y con pequeños obstáculos orográficos, será suficiente una desbrozadora de hasta 30 cc. En el caso de que el terreno sea más irregular y que el tipo de malezas más resistentes al corte, es aconsejable disponer de al menos una desbrozadora con motor de 55 cc. Se recomienda también que si el terreno es muy abrupto, es decir zonas forestales con muchos desniveles es bueno adquirir una de manillar doble, que facilitan la estabilidad y son mucho más robustas.
Otro de los aspectos que se ha de tener en cuenta es la facilidad de arranque. Cuanto mejor sea esta más nos ayudará en esas pequeñas situaciones que durante las labores de desbroce ocurren. De la misma forma, es bueno comprobar la aceleración de las desbrozadora, ya que cuanto mayor sea será más fácil arrancar la maleza más gruesa.
Lo más importante de una desbrozadora es como corta la maleza. Por ello hay que analizar el sistema de corte que tiene, la agilidad en adquirir las piezas de repuesto y los discos e hilo de corte.
Los arneses y sujeciones son también una parte importante de la desbrozadora. Comprobar la comodidad, agarre y buena colocación, es a largo plazo muy beneficioso para el que la utiliza. Le ayudará mucho a reducir el cansancio de la tarea y le evitará molestias posteriores en brazos, hombros y espalda.
Los especialistas recomiendan que el manillar debe de estar en ángulo con respecto al tubo de transmisión, lo que evita que la espalda soporte las cargas desiguales.
En este sentido es bueno también comprobar el peso de la desbrozadora, ya que cuanto más ligera, más fácil es de llevar, y si dispone de sistema antivibraciones.
Es aconsejable tener muy presente aspectos que pueden parecer pequeñeces pero que llegan a ser relevantes durante las labores de desbroce. Una de ellas es el ruido. Es cierto que las grandes marcas se han preocupado de este asunto, pero en otras del mercado comprobar el tipo de sonoridad es importante para no llevarse después sustos.
Un último consejo es comprobar los accesorios que tienen o pueden tener la desbrozadora elegida, principalmente en el equipo de corte. Esto nos indicará el grado de versatilidad de la máquina para realizar diferentes tareas, que pueden ser o no interesantes para nuestra labor.
A modo de resumen:
  1. Hay que tener muy claro cual es la potencia que necesitamos.
  2. Comprobar la fiablidad del sistema de corte.
  3. Asegurarse que tiene buenos arneses y sistemas de sujeción y antivibraciones.
  4. Probar si tiene una buena estabilidad y ayuda a paliar los esfuerzos en hombro, brazos y espalda.
  5. Analizar su sonoridad y peso.
  6. Estudiar sus accesorios para ver el grado de versatilidad de la máquina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *